Recomendaciones Básicas

Para que puedas recibir la ayuda y el servicio en forma oportuna, te sugerimos seguir las siguientes instrucciones De sufrir algún accidente, toma las precauciones adecuadas para ponerte a salvo y reducir la posibilidad de otro siniestro. Al mismo tiempo considera lo siguiente:

  • Anota los números de placas de los automóviles involucrados en el accidente.
  • Anota los nombres y números de las licencias del dueño o conductor del otro u otros vehículos.
  • Anota el nombre y dirección de los testigos del accidente. Esto es importante para ti especialmente si surge acusación por responsabilidad penal.
  • Recuerda la posición de los vehículos, antes y después del accidente, para que puedas dibujar un croquis.
  • Toma las medidas necesarias para que se detenga al responsable del accidente y que reconozca su responsabilidad al fin de poder exigirle el pago.
  • No aceptes responsabilidad, ni hagas oferta o promesa de pago. Deje el asunto en manos de nuestros Ajustadores o de la Compañía.

    • Lleva siempre al conducir, tu licencia o permiso de manejo vigente, tarjeta de circulación y original o copia de tu póliza del seguro.
    • Colabora con el Ajustador y permite que él se haga cargo del siniestro.
    • No ordenes la reparación del vehículo por tu cuenta.
    • De ser posible, no abandones el vehículo siniestrado en el lugar del accidente.
    • Colabora con la Compañía para gestionar la defensa o el arreglo de cualquier reclamación, así como para llevar a cabo las gestiones necesarias para la liberación del vehículo, cuando este haya sido detenido por las Autoridades.

En caso de que el Ajustador no se presente e intervenga Tránsito (o cualquier Autoridad competente):

  • Evita llegar a cualquier arreglo con conductores de otros vehículos e insiste en localizar al Ajustador.
  • En caso de que seas trasladado a alguna Delegación, llama a la Compañía para informar en donde se encontrarás para que acuda el Ajustador a ese lugar y te pueda acompañar, de ser necesario, ante las Autoridades correspondientes a levantar el acta de los hechos.
  • Cabe aclarar que de no levantar el acta ante el Ministerio Público, la Compañía se reservará el derecho de amparar sus daños hasta no contar con tu colaboración al respecto.
  • No deberás agravar el riesgo ni actuar con negligencia, para evitar, de esta forma, que la Compañía disminuya en la misma proporción el importe de su indemnización.

¿Necesitas más ayuda?

Contacta a alguno de nuestros asesores especializado